Teoría del conocimiento

Al salir de la Flèche, Descartes advierte que todo lo que ha aprendido le ha servido de poco, ya que le embargan las dudas. Su punto de partida es la actitud crítica ante todo el saber de su época, proveniente, en su mayor parte de la filosofía escolástica.

Según Descartes, la verdad y la certeza absolutas son alcanzables para la razón humana, y alcanzar esa verdad se convertirá en su principal objetivo. No busca ideas novedosas, sino construir un estable edificio filosófico. Se propone realizar una construcción filosófica sólida, evitando toda causa de error y de incertidumbre. Busca un camino fácil y claro que le preserve del error, y le lleve de forma segura a la posesión de la verdad. Ese camino será el método. Empezó desde el principio, sin confiar en la autoridad de filósofos anteriores, solo admitió el conocimiento claro y pretendía alcanzar ideas claras y distintas. Estableció las reglas del método intuitivo-deductivo. Son cuatro reglas metodológicas, procedimientos de actuación en la búsqueda de la verdad (explicadas en la entrada del Discurso del Método).

A la hora de aplicar el método, hay que partir de un primera verdad, la más simple y evidente de todas, de la que no se pueda dudar. Para encontrarla, lo mejor será aplicar una duda metódica que se llevará a cabo sobre todas las ideas. Descartes no duda por dudar, sino para asegurarse aún más en la verdad que cree poseer. Existen tres fases en la duda metódica:

–          Primer nivel de duda. La falacia de los sentidos. Los sentidos son la principal fuente de nuestros conocimientos. Sin embargo, muchas veces estos nos engañan, por lo que cabe la posibilidad de que estén engañándonos continuamente. No obstante, dudar de todo es exagerado, puesto que parece evidente que lo que nos rodea existe, es aquí donde aparece el segundo nivel de duda.

–          Segundo nivel de duda. La imposibilidad de distinguir la vigilia del sueño. No sólo no podemos afirmar la objetividad de nuestro conocimiento sensible acerca de la realidad, sino que incluso puede ser que tal realidad sea pura ficción. Esto nos conduce a extender la duda, no solo al conocimiento sensible, sino también a nuestro propio pensamiento. Y nos lleva a ampliar la duda de lo sensible a lo inteligible.

–          Existen ciertos conocimientos de los que no puedo dudar, los conocimientos matemáticos, por ejemplo. Pero Descartes plantea la posibilidad de que el mismo Dios que nos ha creado puede haberlo hecho de forma que cuando juzgo 2+2=4, me esté equivocando. Ya que a veces permite que me equivoque, podría estar haciéndolo siempre. Sin embargo, esta posibilidad podría ser ofensiva para los creyentes. Así que Descartes propone el tercer nivel de duda.

–          Tercer nivel de duda. La hipótesis del genio maligno. Supone la posibilidad de que exista un genio malvado que interfiera en todos nuestros pensamientos, y nos haga considerar siempre lo falso como verdadero.

Después de haber dudado de todo, Descartes se encuentra con una certeza de la que no puede dudar. Pienso, luego existo. No puede dudar de que piense porque para dudar es necesario pensar, y para pensar es necesario existir. La existencia real de mi yo, como sujeto que piensa, es absolutamente cierta.  De esta afirmación extraerá la consecuencia que le parece más inmediata: ¿Qué soy? Una cosa que piensa, una sustancia pensante. Afirmando así la existencia del pensamiento como sustancia independiente del cuerpo. El problema ahora es que, todo esto nos conduce al solipsismo, la realidad se ha reducido a la propia conciencia y sus contenidos. Descartes lo superará probando la existencia de Dios.

Para él, el sujeto de cocimiento, entendido como razón es el fundamento de toda su filosofía. Ahora trata de reconstruir su edificio filosófico, para lo que necesita tres ideas iniciales: la materia del yo pensante, la idea de un ser perfecto e infinito: Dios y la idea de extensión: la materia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s